Reforzamiento

Obras de reforzamiento – Soluciones a medida para su seguridad

El reforzamiento agrupa ámbitos de actividad tan variados como el sostenimiento de un terreno durante las obras de explanación, la consolidación de una construcción que pueda derrumbarse (edificio, muro, obra de hormigón, calzada, etc.) o la protección contra la caída de bloques de piedra en montaña.

TITANOBEL, a través de su filial SOFITER, propone en toda Francia soluciones a medida, adaptadas a todos los casos y dimensionadas por nuestro departamento de estudios especializado.
Los diferentes tipos de trabajos vinculados con esta actividad son los siguientes:

  • Obras de sostenimiento (reforzamiento de terrenos durante la explanación):

- Muros atirantado con hormigón proyectado
- Muro de contencion de madera o de hierro
- Anclajes diversos

  • fundaciones especiales (traslado del peso de un edificio, de una construcción o de una calzada en profundidad):

- Micropilotes
- Obras de recalce

  • protecciones contra la caída de bloques de piedra:

- Red de protección o alambrada
- Anclaje

 

Un cliente satisfecho

Olivier es responsable técnico en EDIFIM, contratista implantado en la cuenca de Annecy.
Avalado por una existencia de más de 10 años en la promoción inmobiliaria, se trataba para EDIFIM y SOFITER de una primera colaboración relativa al proyecto « CARRE DES SENS », situado en Annecy le Vieux.
La construcción comprende 35 viviendas distribuidas en 3 edificios construidos sobre un suelo común, estando situado el conjunto sobre una reunión de terrenos urbanos con un fuerte declive.
La especificidad de esta operación es la utilización de varias técnicas de sostenimiento utilizadas en el límite de la propiedad, en un terreno relativamente compacto.
La ausencia de autorización de utilizar los subsuelos vecinos, nos condujo a establecer un pliego de condiciones incluyendo blindaje de los muros de contención de madera autoestables perforados en las menores alturas del proyecto y muros por pilotes secantes en las zonas de mayor altura. Los trabajos incluían igualmente una pequeña zona de muro de contención de madera a conservar en fase definitiva, con un acabado de hormigón proyectado con acabado de llana y zonas de simples anclajes en fase provisional.

¿Cuáles han sido para usted, en su obra, los puntos fuertes de SOFITER?
Más allá de la gestión de las exigencias técnicas precitadas, se añadía un contexto particular con los vecinos. Hemos podido juzgar de la reactividad de la empresa en este punto, ya que ésta contribuyó en la limpieza de los alrededores, debido a depósitos de polvo vinculados al periodo de obras (de abril a junio). SOFITER contribuyó igualmente en la instalación de un clima de confianza con los vecinos. El jefe de obra siempre estuvo a la escucha de estos últimos, sin que ninguna información negativa fuera puesta en conocimiento de la dirección de la obra…

¿Cómo puede calificar la implicación del personal en la seguridad de su obra?
La profesionalidad de los equipos de la empresa a propósito de la seguridad, se manifestó por la aplicación de sugerencias particulares no previstas en el contrato, por su propia iniciativa. Por ejemplo, se realizó un complemento de atirantado en una llegada de agua localizada de la explanación. Un cuidado particular en la preparación del proyecto permitió evitar problemas en una canalización de gas en las proximidades de la operación (localización e implantación de la canalización).

¿Cuál es su opinión sobre la experiencia definición del proyecto, adaptaciones técnicas durante los trabajos, instrumentación y seguimiento de los sostenimientos) aportada por SOFITER?
A nivel de la consulta, la empresa ha sido fuerza de propuesta en soluciones no previstas por los directores de obra durante el estudio. Esto permitió la realización del proyecto dentro del presupuesto y sin consecuencias sobre los lotes anexos (ausencia de escuadras).

 

carriere confortementUna carrera en el Reforzamiento

Claude es jefe de obra en la región Rhône-Alpes y depende de nuestra agencia de Saint-Rambert-en-Bugey (Ain). Tiene 35 años de experiencia y nos aporta el testimonio de un hombre que ha visto evolucionar nuestro oficio con el paso del tiempo.

35 años en el Reforzamiento, ¿no es demasiado tiempo?
No, para nada. Comencé mi carrera como barrenista. En seguida, pude ocupar todos los puestos necesarios para una obra de Reforzamiento (centralista, proyectista, etc.) y actualmente soy jefe de obra en SOFITER. En nuestro trabajo no existe la monotonía, cada obra tiene sus especificidades propias, en función del proyecto, del entorno, de la geología, siempre es un descubrimiento.

 

¿Qué evoluciones ha notado durante su carrera en el seno de la empresa SOFITER?
las principales evoluciones estos últimos años es la sensibilización de toda la empresa con los problemas de seguridad. La maquinaria y las máquinas están ahora ampliamente equipadas con sistemas destinados a reducir los riesgos de accidente. El personal está mejor protegido y mejor formado frente a los peligros de nuestra actividad.
Se han producido cambios igualmente en los tipos de obras que realizamos, modificaciones en nuestras técnicas de perforación, los diámetros han aumentado, esencialmente debido a requisitos inmobiliarios y medioambientales, cada vez más exigentes.

¿Cuál es la especificidad de SOFITER en el mercado del reforzamiento?
Pienso que, debido a la polivalencia de nuestro personal y a la importancia de nuestro parque de material, somos muy reactivos. La intervención urgente en una obra, en caso de movimientos de tierra, es nuestra marca de fábrica.
Nuestra tecnicidad y la calidad de nuestro trabajo es una referencia en el oficio; la experiencia y la competencia de nuestro personal no es ajeno a ello. Por último, como lo dije antes el nivel de seguridad en nuestras obras es una preocupación para todos. Aún existen pistas de progreso; nos mejoramos constantemente.